Print Friendly, PDF & Email

SRA. SILVIA ELENA REGALADO

SECRETARIA DE CULTURA

Para mí, es un gran honor estar nuevamente en esta casa, en este espacio y con esa noticia, que ya comentaba Fátima y que quiero aclarar, el profundo gozo que siento, y es porque todo el 2016, más de seis meses trabajamos de la mano, en la Secretaria Técnica, 25 técnicos y directores de la Secretaria de Cultura, en un proceso de discusión, de repensar, de diseñar, el nuevo ministerio, eso ha sido, creo que, el mayor de los logros, porque ha sido un proceso que nos ha involucrado a todas la institución, en el replanteamiento de lo que somos, y eso le ha dotado, le va dotar al país, de una instancia que reconoce y posiciona de mejor manera la cultura. Y agradecemos todo el impulso en esto, de nuestro presidente, porque él, nos ha empujado, insistido, en ese proceso, que hemos realizado.

Quiero felicitarles a cada uno de ustedes, por su trabajo en este proyecto de la cultura de paz.

En esta semana, estuvimos reunidas con Xiomara Rodríguez, que se encuentra acá y conversábamos, la directora nacional de educación básica, conversábamos sobre el trabajo que se realiza, con relación al náhuatl, dentro de la curricular, a los maestros y las maestras. Y una de las cosas que más destacó Xiomara, es, el compromiso de los maestros y de las maestras, como pilar fundamental, para lograr avanzar en todos estos procesos que son nuevos, que ya la mencionaba nuestro presidente, que es una ruptura de paradigmas y que no es fácil de entrada, pero no es imposible, y esas son, grandes ganancias, que van a traer, grandes transformaciones.

Hace dos siglos, en el siglo antepasado, hubo un hombre que dijo, que había enseñarle matemáticas a toda la gente, a todos los niños y las niñas, ese hombre fue, José Cecilio del Valle, conocí su pensamiento por el doctor Adolfo Bonilla, quien tuve el honor de que fuera mi maestro de historia, en la Universidad de El Salvador. Entonces, el conocimiento a la base de los grandes procesos de transformación, ese es uno de los pilares fundamentales, realmente de los cambios. Porque, así como la cultura es considerada en el Plan Quinquenal, un factor de cohesión y desarrollo, y de transformación y con un derecho de la población, de igual manera, lo es la educación. Considerar la cultura y considerar la educación como derechos, equivale, a transformarnos como instituciones, para, generar procesos que lleguen a toda la población.

La cultura de paz no es la cultura que no es para la guerra, o sea, es parte de eso, pero es, más bien la cultura, o, la cultura de paz, educar para la paz es, educar para la vida, verdad, ustedes lo saben perfectamente, son las herramientas que dotan a los estudiantes, para repensarse, asimismo, para tomar conciencia.

No es posible un proceso educativo, donde, basado en valores de la paz, donde el estudiante parta de ese conocimiento significativo de sí mismo.

Cuando el estudiante parte de su propia experiencia significativas, de su vida y es revalorizado, ahí es donde se produce el verdadero cambio, nosotros, verdad, todos como maestros, lo sabemos. Pero, además, en ese proceso, los que más cambiamos, si nos disponemos a eso, somos los profesores, porque, eso es lo más valioso. No es solo el punto de llegada, sino, que es, los puntos de partida y todos los días, cómo ese conocimiento se va ensanchando y la cultura de la paz, se vuelve, ya no, una cosa que está en un libro, o, aparte de nuestras vidas, sino que, parte de nuestra vivencia diaria. Esa es la gran labor y es una labor muy noble, una labor que nosotros reconocemos profundamente. Además, como Secretaria de Cultura, como Secretaria y Cultura estamos, y quiero poner nuevamente a la disposición, los diferentes esfuerzos de Casas de Cultura, museos, parques, proyectos que se desarrollan, como el Programa ACTIVATE por la Convivencia, como La Colmenita, diferentes proyectos de orquestas, del sistema de coros y orquestas que tenemos a nivel nacional, el CENAR, la Escuela de Danza, proyectos que van a apoyar en esto. Porque como ya lo mencionó nuestro presidente, lo fundamental es, lo que se desarrolla a través del sistema educativo, porque el sistema educativo tiene una medula, pero, además, venas, tendones, vasos comunicantes en todas las comunidades de nuestro país, en todos los sectores y está presente, como una energía vital, como una sangre que atraviesa todo y que le da vida.

Entonces, permítanos también sumarnos, con nuestras fortalezas y con nuestras debilidades por supuesto, a ese proceso que ustedes desarrollan y apoyarlos de la mejor manera. Porque, solamente la unidad, hace posible, verdad, hace posible que los esfuerzos crezcan así, la unidad, la identidad, por aquí está Santiago, también, la memoria, eso es parte de la cultura de paz.

Y voy a finalizar, con la lectura de un poema. (Lee poema)

Muchísimas gracias.