Print Friendly, PDF & Email

RAFAEL MENDOZA

Buenos días, creo que ya, compañeros presidentes y sus compañeros de mesa me quitaron todas las palabras que yo traía, se ha hablado de todo lo que realmente importaba esta mañana y alguien me acaba de decir ahí que no hay poetizas, que son poetas hombres y poetas mujeres.

Bien, somos aquí dos generaciones, una mayoritaria que es la de los jóvenes, que somos parte de una vertiente que viene desde los … de la náhuatl, pasando por la poesía de Nezahualcóyotl, y desembocando en El Salvador y en la historia nuestra en Roberto Cea, que es el poeta de la poesía más cercana a un pueblo originario y al indigenismo.

En esa tradición también traemos nosotros, desde esos tiempos inmemoriales, la necesidad y el compromiso de que la palabra se convierta también en un arma, se han tumbado tiranías con la palabra escrita o dicha, y con esa palabra también se han guiado movimientos, se han liberado la historia de nuestros países.

Como decía el maestro Francisco Gavidia, que también fue mencionado acá, yo le digo al compañero Presidente, que está bueno que escuche a los petas como él decía, lo voy a parodiar, presidente, cuando el pueblo aprieta debe hablar el poeta, y estamos aquí para hablarle.

Recogemos todo eso que se ha dicho, en cuanto a las gestiones que se están haciendo por beneficiar la cultura, por beneficiar a los escritores porque también debemos hablar no solo en nombre de los y las poetas, sino también en nombre de los y las escritoras y esto incluye también a los escritores y las escritoras de teatro, de cuento, de novela, periodistas, en nombre de todos ellos, que la madre poesía cubra todos esos oficios, porque el aceite o el combustible con el que se nutre la literatura sigue siendo la palabra y las canciones también, que es poesía pura también.

Nosotros, y para no aburrirles, hemos recogido el sentir de compañeros y compañeras de oficio a lo largo de muchas reuniones, de muchos encuentros, y traemos nosotros para presentarles a ustedes y ojalá se registren como se registran las fotografías y las voces, estos cuatro ejes que nosotros creemos son fundamentales y que deben ser de pronta atención por parte de las políticas de gobierno que se dirijan a la cultura y a la educación.

Los cuatro ejes fundamentales son seguridad vital, los escritores necesitamos seguridad social, necesitamos seguridad para terminar nuestros días con una vida digna, con un buen morir, por decir parodiando lo del buen vivir, necesitamos también que existan para quienes sean reconocidos como escritores que han desarrollado un oficio consciente, auténtico y continuado que pueda haber también pensiones para los escritores y las escritoras. Necesitamos también que se proteja su salud con seguridad social.

El siguiente eje es la seguridad laboral, nadie más que los creadores de literatura, en todos los sentidos, ensayistas, historiadores, investigadores, que también realizan con la palabra sus trabajos, sean los que puedan ocupar aquellos cargos en los que se demanda inteligencia y como dijo el compañero, parodiándolo, perdón, retomando las palabras que mi colega Castro Rivas ha dicho, aquellos que tienen sentir hondo, que piensan alto y que hablan claro, nadie mejor que los escritores para poder ocupar esos cargos y poder desarrollar labores realmente, que sean cónsolas con ese apoyo a la cultura.

El siguiente eje es la seguridad editorial. Ayer estaba pensando yo en soluciones, porque no solamente hay que pensar en que los libros que me han prometido publicarme a mí por fin me los publican, sino que también hay pensar en qué soluciones se pueden dar para poder palear ese problema de que no hay  papel o no hay dinero para papel.

Miren, yo sé de instituciones públicas, en donde se recoge todo el papel que se desecha y lo vende el más listo que lo recoge, se lo vende a los que compran papel. Si recogiéramos todo el papel que en el país tienen las instituciones del Estado, desechado, y se vende, podríamos comprar por lo menos 20 resmas de papel, por lo menos para unos 100 libros de cada autor que nunca le han publicado. Entonces necesitamos seguridad editorial.

Cuando Cuba estaba en lo peor del bloqueo, nunca dejó de publicar, ya no era papel fino, ni papel estraza, era papel periódico, del más barato, pero las obras salían, los… de las Américas salían, no es importante publicar fino, es importante publicar, aunque sea tamaño de tarjeta.

El otro eje es la seguridad gremial. No queremos estar en clubes de poetas ni de escritores, ni reuniéndonos en cualquier casa, la casa tomada es un ejemplo de a lo que se tiene que llegar, la casa tomada es un espejo de lo … qué está la ciudad, no hay lugares para los poetas, queremos que se nos apoyen, que los gremios de poetas sean respetados, que haya una casa donde un poeta como Chaverrí que vive lejos tiene que pedir permiso para dormir aquí cuando hay un evento, queremos que haya un lugar en donde puedan, como esta casa, que haya un lugar donde haya por ejemplo, por lo menos una 10 camas en donde puedan quedarse los poetas que vienen.

Todo eso tiene un eje transversal que tiene que ser transversal que tiene que ser respetado, la dignidad de la mujer, tiene que respetarse la cantidad de mujeres valiosas que están escribiendo, que han venido escribiendo, tienen que ser respetadas en esos cuatro ejes que he mencionado el papel, el puesto de la mujer, con la misma en equivalencia con el hombre, eso es básico.

Y algo más que no compete del todo a los poetas y a los escritores, compañero Presidente, compañeros funcionarios, compañeros poetas, es que nos hemos regocijado mucho con lo de la creación del Consejo Nacional de Educación.

El libro va a jugar un papel determinante en esto, en la educación, y es importante que se piense en que el libro sea el coadyuvante de los géneros que deben prevalecer los ejes transversales que deben prevalecer en la educación, cuales son valores, desde el primer grado, género, desde el primer grado, ambientes lo que sea, estoy hablando de los primeros grados.

El eje transversal del medio ambiente, ojalá que quienes van a diseñar esas nuevas políticas educativas, piensen en eso, y que el libro será el aliado, para cuando podamos ver, por ejemplo, ediciones de millones de libros de las enseñanzas de Masferrer por ejemplo, en todas las bibliotecas de las escuelas, en cada hogar un libro de Masferrer, y que hayan certámenes de lectura comprensiva para obligar a los jóvenes a leer y que no estén sacando de internet todo lo que les piden.

Creo que he abusado un poco del tiempo, he recogido el sentir de mis colegas, agradezco muchísimo la invitación y que nos hayan tomado en cuenta.

Pasen buen día.