El Programa de Becas Construyendo Sueños inicia en el año 2009 con la iniciativa del Sr. Ex Vicepresidente de la República de El Salvador Profesor Salvador Sánchez Cerén y su señora esposa Doña Margarita Villata de Sánchez. El énfasis prioritario para la creación de éste proyecto fue la observación sobre la vulnerabilidad socioeconómica de las y los jóvenes salvadoreños, elemento que impedía la continuación de sus estudios de educación media y educación superior.

La dinámica con la cual se inauguró el proyecto, fue a través del recibimiento de solicitudes de las y los participantes, quienes manifestaban la necesidad de seguir estudiando y cumplir sus metas académicas. Con base en ello la Comisión de Acción Social de la Vicepresidencia de la República 2009-2014 (presidida por Doña Margarita Villalta de Sánchez) creó el Programa de Becas Construyendo Sueños, el cuál surge como un apoyo económico para las y los jóvenes, ya que se convierte en el empuje principal para el seguimiento de sus estudios.

Al finalizar el programa en junio de 2014 se habían graduado un aproximado de 40 jóvenes en rangos de educación media y educación superior, ésta última relacionada con carreras técnicas, licenciaturas, ingenierías, profesorados, entre otros.

Debido al alcance y a los excelentes resultados del Programa de Becas Construyendo Sueños, en junio de 2014 el Presidente de la República Prof. Salvador Sánchez Ceren junto con su esposa Doña Margarita Villalta de Sánchez deciden dar continuidad a este exitoso proyecto social, ahora con el nombre de Programa de Becas para el Buen Vivir.

Este programa está dirigido a apoyar a jóvenes que desean estudiar o estudian educación superior (técnicos o carreras universitarias), actualmente existen becados estudiando, técnicos, tecnólogos, licenciaturas, ingenierías, doctorados, etc. en diferentes Centros Educativos del país.

Dentro de los requisitos principales para optar por una beca son: tener deseos de superación, comprobar ser jóvenes de escasos recursos económicos, estar terminando o haber terminado la educación media, y tener un promedio de calificaciones mayor o igual que 7.0.

Se tiene planificado ampliar dicho programa e incrementar el apoyo a más jóvenes, debido a ello se espera contrarrestar condiciones de vida en exclusión socioeconómica y a la vez contribuir al deseo del BUEN VIVIR que necesita la población Salvadoreña.

Finalmente, es importante mencionar que las y los becarios participan en los Festivales para el Buen Vivir, realizando diferentes actividades que contribuyen al desarrollo y mejoramiento social de las comunidades que se visitan, entre estas se encuentran: Aprendizaje y diseño de bisutería, dinámica de juegos recreativos con niños, niñas y jóvenes, atención farmacéutica, selección de pacientes, entre otros. Esta colaboración por parte de las y los becarios representa una ayuda simbólica para la sociedad salvadoreña, pues a través de ello demuestran sus habilidades, destrezas y el compromiso que como futuras y futuros profesionales desean cumplir.