Print Friendly, PDF & Email
  • Marca País es un concepto de imagen nacional que proyecta al mundo la grandeza de El Salvador: su gente. Hoy embajadores de este proyecto y representantes de las identidades que apoyaron su construcción compartieron con el presidente Sánchez Cerén su visión de lo que significa ser salvadoreño.

“La riqueza más grande de nuestro país es su gente”, así lo dijo el Presidente Salvador Sánchez Cerén esta mañana al compartir con representantes que participaron en el proceso de construcción de Marca País, un visionario proyecto que busca posicionar a El Salvador como un fuerte destino de inversión y mostrar los principales atractivos que lo hacen una gran nación.

Esta visión es compartida por don Víctor Saca, un reconocido científico y empresario quien es hoy por hoy embajador de la Marca País.

“Marca país representa la esencia de nuestra gente. Es lo más preciado que tenemos. El oro nuestro, el diamante es nuestra gente”, dijo en el espacio de diálogo que promueve el mandatario a través de su programa Casa Abierta.

Para el empresario salvadoreño, este proyecto representa la esencia y la identidad del país, y generará grandes oportunidades para incrementar las inversiones y por ende el desarrollo de El Salvador.

Raquel Cañas, famosa bloguera de moda y también embajadora de Marca País, aseguró que aunque el talento salvadoreño es reconocido en otros países, es necesario dar un mayor impulso al trabajo que se realiza en esta cálida tierra.

“Quiero apoyar a mi país en este rubro (la moda), hay un montón de talento en el país y son cosas que deben contarse al mundo, y estoy contenta de que me hayan nombrado una de sus embajadoras porque puedo ayudar un poquito a dar la mejor cara de nuestro país”, dijo.

La música es un arte universal y El Salvador no se queda atrás, así lo manifestó Max Méndez, vocalista de la banda Fregüey, quien asegura que se necesita dar un mayor apoyo a los artistas salvadoreños para que puedan proyectar su talento al mundo.

“Cuando empezamos, la sensación nuestra era que teníamos que irnos para Sivar porque allá está la onda, una vez estábamos aquí, era como que teníamos que estar a México y Estados Unidos. Nos pasó lo que tenía que pasar, entre más lejos queríamos llegar, más nos regresaban a El Salvador, y comenzamos a reaprender qué es ser un salvadoreño y lo que para nosotros es hacer música desde El Salvador”, dijo Méndez, quien también es embajador de Marca País.

Para el reconocido diseñador Rossemberg Rivas, este proyecto “es una identidad que nos pone en los ojos del mundo”.

“La cultura de nuestro país y la educación son de las mejores armas para construir más edificaciones fabulosas, y desde nuestro rol de embajadores, queremos generar un papel más activo. Tenemos muchos proyectos en mente que podemos compartir con ustedes para engrandecer el país”, dijo.

Asimismo, para Teresa Palacios de Chávez, directora de la Escuela de Comunicaciones Mónica Herrera, Marca País es un motivo para sentirse orgullosos como salvadoreños porque es un proyecto de alta calidad que permitirá proyectar las grandezas de El Salvador a nivel nacional e internacional.

Por su parte, don José Miguel Zarceño, de la empresa La Quiruba, que exporta productos a base de loroco y jocote, Marca País “nos une como nación y genera más patriotismo”, así como abre mayores oportunidades de empleo y de mejoras salariales.

“Marca País incrementa, engrandece la unión, lo cual si trabajamos juntos todo es posible y podríamos tener la capacidad de mostrar al mundo entero de que El Salvador, siendo un país pequeño territorialmente, podemos ser tan grande como nosotros nos los propongamos”, dijo el empresario.

San Salvador, 20 de mayo de 2017